La demanda de vehículos eléctricos se dispara en todo el mundo, marcando el comienzo de una revolución verde sobre ruedas.